Register, upload AVATAR, save SCORES, meet FRIENDS!
0%
Fullscreen
Lights Toggle
Añadir a favoritos

Así empieza mi relato, de mi puño y letra:

Desde quera muy joven siempre me han gustado mucho las chicas emo, esas chicas oscuras que tanto les gusta ese lado oscuro de las cosas.

Tal vez sea por que crecí en hogar de hombres muy promiscuos donde veía una y otra vez como entraban a sus cuartos a chicas preciosas a las que penetrar y darle placer.

Además junto a mis tres hermanas podía ver como algunas de ellas coqueteaban con otras chicas e incluso a veces podía escucharlas gemir desde mi habitación mientras yo me masturbaba.

De joven veía a mis hermanas en el baño mientras se duchaban, deslumbrando su vello púbico, resplandeciente, pálido y muy bien recortado, no podía dejar de soñar con lamer todo su pubis hasta llegar a su clítoris, acariciándolo y chupándolo mientras me agarraban la cabeza con sus manos.

Aún que todo esto eran sueños y fantasías que rondaban mi mente mientras me masturbaba en plena noche, un día decidí contactar con una scort para que pudiese convertir mis fantasías en realidad, hago un inciso también para indicar que tú quieres realizar como yo tus deseos realidad puedes pulsar en este enlace para contactar con las escorts más guapas y fantasiosas que podrás encontrar.

Recuerdo mi primera experiencia con una scort; tras explicarme mi fetiche que tanto ansiaba probar, ella hizo todo lo posible por satisfacer mis deseos, la chica era increíblemente bonita, tal y como a mí me gustan, con ojos grandes y conmovedores, pelo castaño y largo y un par de pechos tremendamente gratis que casi parecían demasiado grandes para su cuerpo, por lo demás un cuerpo delgado lleno de curvas de vértigo listo para complacer mis deseos.

La chica abrió la puerta vestida, solo con una bata de seda muy holgada donde podía ver por un huevo de su vestido un mechón de vello púbico detrás de la bata casi transparente.

Solo esa primera vista fue suficiente para que mi cuerpo comenzara a entrar en calor y mis zonas íntimas comenzaran a humedecerse.

Apenas pude cruzar la puerta antes de que ella agarrase mi mano y la colocase en su cintura, no pasó ni un segundo hasta que fue subiendo mi mano hasta sus pechos, no se hizo de rogar y rápidamente pasamos a su habitación, donde se destapó suavemente la bata.

Puso mi mano en su entrepierna para que pudiese disfrutar de su vello púbico así como tantas veces lo había imaginado con mis hermanas, lo acaricié durante un buen rato mientras ella tocaba mis pechos suavemente.

Poco a poco todo se fue poniendo cada vez más intenso, le comí ese rico clítoris que me deslumbraba a menos de un centímetro de mi cara, pasando una y otra vez mi lengua con su jugoso coño.

No tardó mucho en comenzar a gemir y a susurrar en mis oídos que quería que metiese mis dedos hasta el fondo de su vagina, yo como buena complaciente comencé a penetrar con mis dedos esa rica vagina hasta que sus flujos comenzaron a brotar de forma descontrolada.

Ambas nos corrimos como auténticas perras en celo y es que aunque soy bisexual, esta fuera mi primera experiencia con una mujer, llegamos incluso a intercambiar nuestros papeles siendo yo la scort y ella mi fantasiosa clienta, quise que disfrutara al máximo de mis caricias, mis besos y de cómo masturbaba su clítoris.

Esta fue la corrida más grande y que por supuesto nunca olvidaré en toda mi vida, si eres como yo que te gusta probar cosas nuevas y hacer realidad tus fantasías, prueba, no lo dejes! Olvida todo lo aprendido y disfruta convirtiéndote por un día en una scort con ganas de satisfacer todos tus deseos.

Game Stats

43 views

Game Tags

Categorías de juegos

Pónlo en tu web!

Pon este juego en tu web:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Web desarrollada y gestionada por TroglodGroup - Aviso Legal